sábado, diciembre 17, 2005

EL CONFLICTO


Me sorprende ver la forma como en este país se resuelven los conflictos y las diferencias. Me decepciona ver como la gente se dedica a agredir, a ofender, a buscar la mejor grosería, a golpear o a agarrarse a bala. Dejándose llevar por el impulso más primitivo y perdiendo el foco de lo que realmente es el problema. Creando una bola de nieve donde se va acumulando cada vez mas resentimiento y violencia que en lugar de arreglar las cosas, genera tragedias progresivamente peores.

Tenemos un ejemplo claro, nuestro conflicto armado que lleva mas de 40 años sin resolverse. Donde se han dedicado a buscar la forma de agredir con mayor saña al opositor, ya sea guerrilla, Estado o paramilitares. Donde se busca devolver el golpe para superar el recibido. Donde se busca hacer el mayor daño posible por el hecho de ser el enemigo.

¿Y dónde quedan los temas fundamentales? ¿La pobreza, el hambre, la falta de oportunidades, la salud, la educación, la distribución de los recursos, el desempleo? El problema inicial se ha archivado y ahora la preocupación de estas organizaciones es como aumentar su poder económico a través de cualquier medio en pro de su poder bélico y de aplastar al contrario. ¿Será posible que el gobierno y el ELN hagan algo esta semana en Cuba con Gabo a bordo?¿Será que las FARC mostrará una pizca de sensatez y tomará en cuenta la propuesta de acuerdo humanitario? ¿O todo esto será simplemente una patraña para hacernos creer que todos ellos pueden dejar de actuar como animales? (los incluyo a todos).

¿Cómo queremos resolver los problemas del mundo si ni siquiera somos capaces de resolver las diferencias más cotidianas de manera racional? ¿Por qué no usamos la supuesta inteligencia del ser humano para buscar las soluciones a nuestras diferencias?

La sabiduría oriental supo encausar esa energía de destrucción a través de las artes marciales. Por ejemplo los monjes Shaolín tienen una disciplina bastante fuerte y han logrado controlar toda esa energía desde pequeños para alcanzar una mayor espiritualidad.

¿La vida le da palo?¿Tiene ira acumulada contra la sociedad y el mundo? ¿Esta inconforme con su vida?¿Quiere liberar su energía física acumulada?¿Busca un chivo expiatorio con el cual desahogar su depresión, utilizando cualquier excusa absurda?

Entonces dedíquese a una actividad física exhaustiva, a un deporte, a tener sexo 3 veces al día (una después de cada comida). Y una vez haya liberado toda esa energía que lo aplasta, entonces ahora si dedíquese a resolver realmente los problemas. Le aseguro que vivirá más feliz y tranquilo y dejará de estar viviendo en pro de dañar a los demás.

2 comentarios:

la_realidad.com dijo...

Un tema muy interesante y muy peligrueso...El conflicto y la guerra en nuestro país desde hace muchos años se volvió un negocio. No hay una verdadera pretensión de negociación de ninguna de las dos partes, pues eso implicaría ceder y perder el poder logrado en todos estos años de desgobierno, por cualquiera de los lados. En Colombia la violencia no puede seguir siendo vista como una anécdota cultural. Yo diría más bien es el resultado del miedo y del terrorismo impuesto desde las agencias estatales y no estatales. La gente prefiere el silencio, para algunos es más cómodo, para otros no hay otra opción. Yo trato de liberar mi energía de muchas formas, y claro las opciones que das creo son las mejores, se hace lo que se puede. Pero aún creo la humanidad en su totalidad no está preparada para aprender a negociar. Tenemos la idea que negociar implica 'humillación', y el ser humano dentro de su ego no podrá superar la violencia de otra forma, cuando esta no implique - desde sus reduccionistas ideas - dejar de perder algo o ceder terreno. Así que aún así si se despejan muchas zonas, la negociación no sólo está en manos del gobierno, de las Farc, o del Eln o de los paracos, está en manos de todos los ciudadanos que desde sus cotidianidades buscan formas más inteligentes y menos violentas de superar los conflictos. La guerrilla y los paras podran desaparecer, pero la desigualdad, la pobreza, el desempleo, el analfabetismo, el robo y el hambre persistirán mucho tiempo. Esas son las formas de negociar y resolver que deberíamos aprender a superar. He dicho!!(ahi perdonarás la emoción del tema)

Dr. Sareto dijo...

Gratamente sorprendido me ha dejado este post, se nota que has logrado reflexionar de una manera ecuanime frente al agudo conflicto que nos desgarra.

No todo puede ser dar palo, así que felicitaciones por este post...claro que el comentario del sexo sigue yendo por esa línea del morbo que no le sienta mucho Nitoxxx, su reflexión es buena, no se la cague con chorradas