lunes, octubre 31, 2005

Impotencia aguda ante la inseguridad colombiana

o entristecimiento por el hurto de los sueños, por una partida de ladrones hijueputas!

Por favor si le ofrecen lo siguiente, no lo compre por que es robado:

- DIGI002 RACK CON NÚMEROS DE SERIE: MX002RK 90010926-00 (UA1107200D). Es muy probable que los vendan sin factura (pues la tengo yo) y sin los Cds de instalación originales del Protools Le.

- SINTETIZADOR EMU PK6 (PROTEUS KEYS) DE COLOR AZUL. (Serie 706266 03) Este teclado no lo tiene nadie mas en Cali y ya esta descontinuado, así que si se lo están ofreciendo sin la factura, ya sabe quien es el propietario.

- CONSOLA YAMAHA 16 CANALES. Lamentablemente de este equipo no tengo la referencia ni los números de serie.

- MEZCLADOR DE 4 CANALES MARCA AKAI modelo AK4 COLOR AZUL, CON UN SELLO DE SPAIN ELECTRONICS.

- COMPUTADOR CLON ATHLON 2.8 GHz, DISCO DURO 80GB, RAM 512 MB, tarjeta de video ATI 16MB, monitor Samsung 17'', con Windows XP y protools version 6.4 instalado(. (se que este va a ser difícil de recuperar, pero el mayor valor del equipo son las grabaciones y los trabajos que estaban allí guardados, algunos de ellos irrecuperables)


Por favor no compre estos equipos, no le hagamos el juego a los ladrones, si ustedes saben de estos equipos por favor infórmenme, se ofrece recompensa. No queremos líos con nadie, ni calentar a nadie, ni denunciar a nadie. Lo único que queremos es recuperarlos para poder seguir trabajando. Ustedes saben lo difícil que es para un músico comprar equipos y poco a poco montar un estudio de grabación, así que les pido de todo corazón que nos ayuden con esto.
Si sabe de alguno de estos artículos por favor escribame un e-mail a nitoxxx@hotmail.com.
Hagamos de Colombia un país mas seguro y con oportunidades de crear negocios y generar empleo sin temores.

miércoles, octubre 26, 2005

Teatro universitario al piso!

Una semana bastante agitada dejó como rezago una buena impresión acerca del trabajo teatral universitario en Colombia, con nuevos grupos participando del Festival Nacional Universitario de Teatro y con otros ya conocidos.

De nuevo participamos, esta vez con la obra "MASS: del cielo, por el mundo al averno". Con todo el sudor el la frente y con pocas, mas bien nulas, preseas en nuestro haber; pero sin embargo con una gran alegría por lo que se hizo.

Buenas experiencias, siempre es interesante compartir con personas de otras regiones y más aún cuando nos congrega un arte que vive en nuestros corazones.Aquí un registro fotográfico de la obra, para tener idea de lo que fue y seguirá siendo por 1 semestre más, esperando ansiosamente que más personas lo vean.

http://www.kodakgallery.com/Slideshow.jsp?Uc=57ohhej.ap71t32b&Uy=-8ym0l&Upost_signin=Slideshow.jsp%3Fmode%3Dfromshare&Ux=0&mode=fromshare&conn_speed=1

martes, octubre 18, 2005

Breve desencanto por el rock al parque

Así es.
Creo que tendré que esperar 9 años mas para poder celebrar los 20 años del Rock al Parque de la forma como se hizo el año pasado, nunca había ido a dicho evento hasta el 2004 cuando celebraron los 10 años de su existencia por todo lo alto. Es complicado tener una primera vez tan buena, pues las subsiguientes te dejarán en un momento pre-orgásmico, excitado más no extasiado.
Un punto a favor lo de la "Carpa Distrito Rock", aunque para una persona como yo que busco formas de distribuir mi música, vender canciones, vender artistas que han grabado en mi estudio, el intento se queda corto. Creo que almacenes de camisetas para momias no hacen parte de las necesidades insatisfechas de aquellos que hacemos rock.
Mal por octubre y su época de lluvias que hicieron que no nos diera ganas de ver a Apocalyptica bajo el agua. Bien por Nawall y su reggae sabroso. Bien por Dildo, excelente voz de su cantante, canciones muy melódicas, alternativas y blueseras. Estados Alterados, bien por las reminiscencias. Jaguares, bien como siempre, excelente nuevo bajista y el batero sigue siendo un pulpo.

viernes, octubre 14, 2005

HISTORIA HIGIENICA

Como parte de mi investigación traigo a colación este interesante documento, que apoya la hipótesis por mi planteada ayer. Los grandes imperios de Occidente han tenido que ver con el desarrollo del dispositivo excretor y estos han sido en su mayoría europeos. los países actores de dicha historia fueron Inglaterra y Francia , que a su vez es reconocida por su belleza, e inspiración artística.


Uno de los aspectos más desconocidos de la historia de la humanidad es la lentitud con la que higienistas, ingenieros y poderes públicos han intentado resolver un problema tan cotidiano como fundamental: la eliminación de los excrementos humanos. Por su volumen, un litro y medio de orina y ciento cincuenta gramos de desechos sólidos diarios por habitante, representan un problema municipal de importancia considerable.
El "Libro de los primeros" y otras fuentes señalan que la historia del inodoro comenzó en Creta, en tiempos de la civilización Minoica. Los cretenses tuvieron inodoros, completos con cisternas alimentadas por corrientes de agua, palancas que controlaban el flujo del líquido y bajantes alrededor del año 2000 AC.
Pero la paternidad del invento es disputada. Según el doctor Bindeswar Pathak, la civilización Harappa, en India, tenía retretes y un complejo sistema de drenaje al menos 500 años antes, alrededor de 2500 AC. Pathak menciona evidencia encontrada en el sitio arqueológico de Lothal, en el oeste de India, que muestra que los pobladores contaban con servicios de baños surtidos de agua y conectados con drenajes cubiertos de ladrillos.
Se cree que fue hacia el siglo III o II A. C. cuando los romanos inventaron el orinal (matula), que durante veintidós siglos sería un utensilio doméstico básico. Aunque es cierto que desde el II milenio A. C. los creyentes disponían de cuartos especiales con sillas excretoras fijas, su instalación parece haber planteado problemas de infraestructura arquitectónica y municipal demasiado complejos para que el ejemplo fuera imitado. Pero todo lo que avanzaron los cretenses, indios, egipcios y romanos en materia de inodoros parece haberse ido por el desagüe con cada una de estas civilizaciones.
El período comprendido entre los siglos V y XV DC fue oscuro para la higiene. Las calles estaban llenas de excrementos por todas partes. Como el cavernario, el hombre daba alivio al cuerpo en esquinas, ríos y árboles. En el mejor de los casos tenía una vacinilla, chata o taza de noche, cuyo contenido iba a parar a la calle. O a la cabeza del transeúnte desprevenido. A menos que se hubiera apartado a tiempo, al grito de "¡Agua va!".
Hasta el siglo XVIII el orinal constituye el principal receptáculo de los excrementos, descontando evidentemente los rincones y lugares públicos de todo el mundo donde las gentes aligeraban sus vientres y vejigas. Estos recipientes se vaciaban en la calle, la mayoría de las veces directamente por la ventana, y más tarde, y en ciertos barrios, en el arroyo, para no manchar las fachadas. Casas, calles y palacios apestaban. Ciertas callejuelas oscuras de muchas ciudades francesas parecen haber sido especialmente favorecidas por gentes apuradas y llevan nombres tan evocados como "calle inmunda", "calleja de las agachapares" o callejón de los menesteres".
Aunque es cierto que algunos monarcas como Luis XI, son lo bastante púdicos como para evacuar sus necesidades en la intimidad de una "silla excusada" protegida por cortinas, muchos villanos y no pocos burgueses satisfacen sus necesidades públicamente ofreciendo, como mínimo, al pudor. En Francia, durante el reinado de Carlos V, se intentó remediar la situación instando a todos los propietarios que posean inmuebles en la villa y los suburbios de París a instalar en sus casas letrinas y privados suficientes. El decreto, de 1375, era tan solo un tímido primer paso hacia los cuartos de baño actuales; harían falta diez siglos para que se produjera el segundo. De hecho, cuando en el siglo XVIII los magistrados parisinos intentaron prohibir la práctica de las calles-letrina, una delegación de burgueses se presentó en la casa de la Villa para protestar contra la medida. No se encontró otra solución para la evacuación de los excrementos que la creación de unos canales especiales, los "mierderos". En los castillos las deyecciones se depositaban en los fosos y en ciertos casos como en Coucy, un saledizo en el muro permitía despacharse directamente al aire libre, con destino a losfosos.
Durante el siglo XVIII, la única innovación en este campo, técnicamente secundaria, fue la instalación en algunas casa de pozos negros que iban a dar a unas tinas especiales (conos truncados de 86 cm de alto, 40 de base y 26 de boca), sistema inventado en 1786 por P. Giraud; las tinas eran transportadas periódicamente a las afueras de las ciudades para vaciarlas. La solución era bastante discutible, ya que los conductos solían obstruirse creando una atmósfera pestilente en las casas. Algunos, gente acomodada, preferían servirse en la silla excretora, que podían colocar en cualquier parte, y llamar acto seguido a algún lacayo diligente para que vaciase en la calle la cubeta.
La urbanización progresiva de las ciudades y el crecimiento demográfico hicieron la situación cada vez más insoportable. En el primer tercio del siglo pasado las inmundicias cubren las calles y llueven a traición desde las ventanas. Los servicios sanitarios y las prefecturas de policía protestan contra los peligros que esta situación entrañan para la población, y la degradación que infringe a los monumentos públicos e incluso a los lugares de culto. Pero la ley es impotente al no existir una solución técnica. En 1837, las catorce empresas de privados que se encargaban de vaciar las tinas de los inmuebles burgueses de París, que eran transportadas en carretas, ya no daban abasto. Cada carreta podía transportar un máximo de treinta y dos tinas por viaje.
Hasta 1865, más o menos, no surgió la primera iniciativa oficial destinada a velar por el pudor público con la instalación de quioscos de necesidad y cabinas inodoras a cinco céntimos. Los médicos tuvieron su parte en el asunto, pues sospechaban que el mefitismo intervenía en la propagación de las epidemias.
Entre 1865 y 1885m el vertido de materias fecales den los ríos, que era la solución adoptada en todas las ciudades europeas situadas en las proximidades de alguna corriente fluvial, creó un problema suplementario: los cursos de los ríos se convirtieron en auténticas cloacas a cielo abierto.
Mientras tanto se habían producido dos inventos sucesivos, que muy pronto se complementarían. El primero es un invento colectivo, anónimo, surgido de una institución conocida entonces como escuela monje, que luego se la conocería como el instituto Carnot de París: es la taza de retrete, muy parecida a la que conocemos actualmente, provista de una tapa horadada de manera que puede subirse y bajarse; la tapa en cuestión era entonces de chapa. Este modesto invento, pues de hecho no es más que una adaptación de la silla excretora, despertó sin embargo polémicas interminables. Los médicos discutieron largo y tendido, acaloradamente, sobre los peligros de este invento, que según alguno " contrariaba las leyes naturales " y favorecía los contagios debido a la famosa tapa. Las perlas de argumentación derrochadas para repudiar este invento dejan bastante pensativo a quien vuelve a leerlas al cabo de un siglo.
La invención del retrete, water-closet o water-clo data de 1589 y es obra de el inglés John Harrington. El diseño incluía una cisterna que también podía servir de pecera -según la descripción-, una reserva de agua en la taza y una manija para activar el mecanismo.
Como que la reina Isabel I de Inglaterra en persona era madrina de Sir Harrington, un retrete fue instalado en su palacio de Richmond. Harrington se haría con un "trono" propio en su casa la localidad de Somerset. Y pare allí de contar. Por una parte, el ahijado de Isabel I no fabricó más inodoros porque la reina le negó la patente, por una cuestión de "decoro", aunque entendidos señalan que el verdadero problema era la falta de un sistema de drenaje.
El siglo XVIII fue, por fin, el de la masificación del inodoro. Para algunos Alexander Cummings debe recibir crédito por la invención del artefacto. Alexander Cummings registró la primera patente de un inodoro, a cuyo diseño hizo importantes aportes, en Inglaterra, en 1775.
Este retrete moderno se impuso finalmente al asociarse con otro invento, el del inglés Thomas Crapper, que al parecer data de 1886: la cisterna de agua. Craper tuvo la idea de instalar encima de la taza, a cierta altura, un depósito con capacidad para diez litros de agua que por medio de un sistema de palanca liberase su contenido al tirar de la cadena. La función de la cisterna era por tanto expulsora y limpiadora, pero además favorecía una valiosa ventaja complementaria, y es que al diluir las materias fecales contribuía a que los vertidos finales sobre los ríos fueran mucho menos densos.
Crapper, por otra parte, modificó también el diseño de la taza incorporando el sifón, que garantizaba que siempre hubiese en el fondo de esta una pequeña cantidad de agua relativamente limpia que aislaba el bombillo del conducto de bajada. Su water-closet, el famoso inodoro, protegía por fin a la vivienda de emanaciones perniciosas.
Sin embargo, su invento sólo pudo triunfar una vez que se impusieron sistemas de alcantarillado público y se garantizó el suministro de agua corriente a todas las viviendas, algo que no se ha conseguido hasta muy entrado el siglo XX."

jueves, octubre 13, 2005

W.C. Vs DESARROLLO ARTISTICO-CULTURAL


Siguendo con la dinámica de las reflexiones inocuas quiero referirme este día a un asunto que me ha dado vueltas en la cabeza desde hace un par de meses cuando conocí el viejo mundo, el "viejo primer mundo".
Aunque no soy muy versado en el tema puedo decir que habiendo tomado una pequeña muestra(tal vez no muy representativa de la población total objeto del estudio) he planteado una hipótesis que aún no puedo confirmar sin realizar un estudio concienzudo ceñido al método científico. Estoy buscando bibliografía al respecto y experiencias, testimonios, cifras, datos, etc.
Bien, la hipótesis reza así:
"El desarrollo cultural y artístico de un país se puede medir en proporción directa a la cantidad de modelos de inodoros con que cuente el mismo".
En Colombia, la mayoría de las viviendas tienen el sistema de vaciado por medio de una pequeña palanca ubicada en la parte frontal del tanque (que siempre viene pegada a la taza) al lado izquierdo si se mira en posición orino-masculina o al lado derecho si se mira en posición orino-femenina.
En mi vida he conocido aproximadamente unos 300 inodoros colombianos y me atrevo a asegurar que en todos los hogares el inodoro funciona de la misma forma y lo único que varía es el tamaño del tanque.
Sin embargo, en nuestro país podemos encontrar un modelo diferente en los centros comerciales y en lugares públicos, estos no tienen tanque y se vacean con una palanca que tiene 2 grados de libertad; o algunas más modernas y sofisticadas tienen un sistema infrarojo que detecta cuando una persona se aleja del mismo y procede a evacuar su contenido.
Cuando conocí el primer inodoro en EEUU me di cuenta que podía haber otras posibilidades de inodoros caseros. Allá en lugar de la palanca frontal, la han ubicado en el costado lateral izquierdo en posición orino-masculina y también han reducido de manera significativa el tamaño de la taza, prácticamente a su mínima expresión.
Pero no fue hasta que conocí los inodoros en Europa que me pude dar cuenta de la gran variedad y posibilidad de dispositivos que se pueden llegar a crear para la eliminación de los excrementos humanos.
Créanme que para un tercermundista como yo no fue fácil liberar al inodoro de sus heces en ese lugar pues los europeos en un derroche de creatividad han inventado otros sistemas de vaciado: con un botón en la parte superior del tanque, con una palanca que se hala hacia arriba desde la parte superior del tanque, con una cadena que que se tira desde el tanque que se encuentra aproximadamente a 1 metro de altura de la silla(impidiendo la opción de apoyar la espalda), con una palanca tipo acelerador vehicular que se oprime en el suelo, con un botón en la pared donde no se ve el tanque... En fin puedo decir que en 1 mes de estadía en Europa pude conocer más inodoros que en 29 años en Colombia y en 2 años en EEUU.
Podría atribuir dicha pluralidad al hecho de que el invento del retrete o "Water Closed" actual fue obra del inglés Alexander Cummings, que data de 1775, aunque con desarrollos previos que nos remiten a los mismos romanos quienes inventaron el orinal en el siglo II A.C. (viejo mundo al fin y al cabo).
Bueno y entonces, por qué relaciono la diversidad sanitaria con el desarrollo cultural? Simplemente por el hecho de que en Europa hay más museos, más teatros, más monumentos, más arquitectura, más historia, más arte que en las otras latitudes que conozco.
Podría atribuirse también esto al hecho de que el desarrollo del inodoro ha sido principalmente en Europa, aunque de lento desarrollo pues el primer orinal se utilizó durante 22 centurias, hasta el siglo XVIII donde se dejó de arrojar el contenido de estos recipientes por las ventanas directamente a las calles o en los casos menos impulcros, directamente a los arroyos.
Pues bien, para lograr desarrollar mejor mi hipótesis requiero de experiencias en los continentes de Asia o Africa, aunque es bien sabido que en este último, muchos paises no disponen de alcantarillado, ni mucho menos aparejos para depositar los desechos intestinales.

martes, octubre 11, 2005

SINTESIS DE LA MOJA

La licuefacción pránica del pensamiento es etimológicamente una representación del tales y pascuales que nos refleja una práctica poco conocida pero singularmente estimulante y quiere elevar la concepción del tsi (eh sip!) a un nivel mas acorde a su verdadera posición en la mente del colectivo. Es muy fácil percibir estas facciones en la movilización de las fugas dentales, que traspasan las fronteras de la piel, aquel perimetro entre nuestro interior y la interpolación lineal con el resto del mundo.

Particularmente ya lo decía Kansteng (1845-1901), "el hedor producido por una gónada en venticulación es inversamente proporcional a la posibilidad de encontrar otra paralelamente opuesta a su simetría". Esta gran enseñanza que aún perdura hasta nuestros días nos revela la condición diametral de nuestra realidad humana.

Por ello es necesario que cuando tengas hambre, comas... no dejes que se empiecen a consumir digestivamente las palabras vanas que rebotan y no se circunscriben dentro de tus lagañas.

Asi que, ¡Me voy a almorzar! La enajenación gástrica dispone de otros métodos menos peyorativos.

Entonces me remito a Membergrand (1970- ), en su afamado libro La Alegría de Saber (ed. Limbo) cuando dice: "la sexualidad humana es una chimba". Y esto supone una iconografía inembergable que crece día a día, de la misma forma en que podriamos considerar la ergonomía vaginal. Pero este apasionante tema será desarrollado con toda profundidad y discusión en una próxima oportunidad.

Alguna vez en el Paseo de Bolivar aprecié un acto de ventriloquía anal y me pregunté ¿por qué un acto de tal belleza no se ha llevado a La Rambla de Barcelona o al Museo de Arte Moderno Tokio en Paris?. Pues, bien, venid. Es fruto de la inaculidad de la patufección social que sea difícil clasificarlo como Arte Callejero o como muestra contemporánea digna de un salón de museo y que por ello sea objeto de injurias y desaveniencias públicas.

Cabe anotar, siempre y cuando el anote sea realmente grandote; pues de lo contrario no cabe, ni cabrá a menos que el enquilosamiento figurativo de la expresión cutánea sea nuevamente reendilada. Que se nos permita una vez más el goce terreno, libre de toda inequidad y cuanaxia lúgubre.

De esta manera dejo abierto el espacio a la animadversión, al debate perenne, al hijueputamiento crónico para que cualquier pensador defeque libremente su palabra.