jueves, mayo 20, 2010

HABLANDO DE TRABAJO EN ESTAS ELECCIONES

Yo soy un músico mas, no tengo salario fijo, ni prestaciones sociales, ni pensiones, ni EPS. Nadie nos paga nuestras horas extras o nocturnas, nos toca trasnochar tocando o grabando, ensayar a diario (lo que no nos da mucho tiempo para dedicarle a nuestras novias o familia), nos toca lidiar con gente que no valora el trabajo creativo ni los años de estudio (algunos músicos han estudiado mas tiempo que un médico: desde que eran niños), gente que quiere que uno toque gratis, que uno divierta a la gente que va a su bar o discoteca para llenarle sus bolsillos a cambio del gran favor de dejarnos "darnos a conocer", lidiar borrachos, burlas, peticiones absurdas de canciones que creen que todo musico debe saber tocar, cargar equipos, amplificadores, cables, etc.

No tenemos una ARP que nos cubra los accidentes de trabajo que podemos tener porque un amplificador nos cayó en una mano y nos dejó sin poder tocar, o cuando algún cantante sufre de nódulos en la garganta porque le toca cantar todos los días aguantando condiciones climaticas adversas, o cuando un ladrón en la calle quiere robarse los instrumentos que con tanto esfuerzo compramos y nos deja sin nuestra herramienta de trabajo, con el riesgo de ser heridos, o cuando un taxista vivo se llevó alguno de nuestros instrumentos porque no nos dimos cuenta que se quedó alli por andar cargando otras 7 cosas (sólo tenemos 2 manos).

Trabajamos con personas no con cosas, trabajamos con sus emociones, los rescatamos del despecho, les damos alegria, los ayudamos a enamorarse, los acompañamos en los momentos mas importantes de su vida: el nacimiento, el bautismo, los cumpleaños, la primera comunión, los 15 años (de las mujeres), el grado, la serenata con que conquistó a su novia, el matrimonio, el aniversario, el divorcio, el luto.

Nuestra musica los acompaña en todas partes, en sus casas, colegios, iPods, buses, carros, peluquerias, tiendas, en la radio, la TV, el cine, etc.

Y sin embargo en las emisoras siguen cobrando corruptamente a los músicos por ponerles sus canciones, cuando es gracias a la música que suena en sus diales que las empresas compran sus pautas radiales para que esa audiencia escuche sus comerciales y estas emisoras tengan con que vivir.

¿Como sería el mundo sin música? Un lugar silente, triste, vacío. ¿Como es entonces que no podemos tener las condiciones laborales de cualquier profesional?

Amigo candidato, ¿que va a hacer para mejorar nuestras condiciones?.

No hay comentarios.: